sábado, 18 de enero de 2014

Viaje en barco

¡¡¡Por fín comunicado!!! ante todo es de justicia agradecer a Juan Carlos sus tutorías express para poder defenderme con el blog, así como el favor de mantener la información mientras hemos estado desconectados.....¡¡¡gracias!!! El motivo de tal desconexión es la imposibilidad de disponer de internet en el barco (siempre nos mantuvieron la esperanza, pero al final no fue posible), y posteriormente las complicaciones inherentes a la apertutra de una base científica después de haber pasado el invierno antártico......  


En el barco fuimos acogidos con mucha hospitalidad por los brasileños, me hice amigo de uno de los pilotos de los dos helicópteros que tiene el barco, es apasionante su trabajo y por poco consigo colarme en el vuelo que hicieron para desembarcar a científicos brasileños en la Isla Elefante ;.) El viaje fue bastante aceptable, tras una travesía muy bonita por el Estrecho de Magallanes, abandonamos su protección para adentrarnos en el Paso del Drake, esa noche fue la peor, se movía mucho el barco pero por suerte caí dormido pronto por el balanceo, con ciertos botes y golpes en el camarote se pasó lo peor. 

El resto fue bastante plácido con olas en torno a 3-4 metros, y así pasaron los días amenizados con películas, lectura compartida con el bueno de Amós del libro "Sur" (donde Shackleton relata su increible aventura por la zona) y algún partido de fútbol con la consola contra Jose (el cocinero de la Base). Aprovechamos para romper la monotonía del barco realizando reuniones todos los días, en las que el personal científico explicaba al resto un resumen de sus proyectos, impartiendo la dotación militar charlas de seguridad en navegación y la posible evacuación de la Isla en caso de erupción volcánica. Lo peor del viaje fue la comida brasileña, con todo el respeto a su cultura gastronómica y el agradecimiento a su generosidad por llevarnos a nuestro destino, todos los días tomábamos arroz blanco con carne y zumo de mango aguado. 

 

















Con cierto adelanto llegamos a Isla Elefante en un día precioso rodeados de grandes icebergs, contemplando el espectacular desembarco en helicóptero de nuestros colegas científicos brasileños que también trabajan con aves. Tras divisar petreles y ballenas, partimos con adelanto hacia Isla Decepción. 


 
 







 

La entrada a la Isla fue como siempre espectacular por los Fuelles de Neptuno, justo antes tuve la oportunidad de divisar lo que en la anterior campaña me perdí, dos orcas (adulto y cría) a escasos metros del barco, amén de multitud de pingüinos nadando como torpedos. Como antaño la bienvenida de la Antártida es sublime.










2 comentarios:

Mirenchu Soto dijo...

Ohh, te esperaba como agua de mayo, ya sabes que soy una fiel seguidora, gracias por tenernos informados.

MAYTEDELFINA MARTIN dijo...

HOLA MIGUEL:
SOY LA TÍA DE MARTA. TE AGRADEZCO MUCHO LA OPINIÓN SOBRE ELLA, YA QUE ES LA PRIMERA VEZ QUE SE SEPARA DE LA FAMILIA, Y ME ALEGRA SABER QUE ESTÁ MUY CONTENTA.
ESPERO QUE APRENDA MUCHO DE VOSOTROS.
UN SALUDO DE MAYTE